viernes, 19 de septiembre de 2008

Tendinitis Poplítea





















El músculo poplíteo se origina en la cara lateral del cóndilo femoral lateral y se inserta en el área triangular de la cara dorsal de la tibia (ver imagen). Limita el desplazamiento anterior del fémur junto con el ligamento cruzado anterior.

El tendón poplíteo evita las torsiones hacia fuera de la mitad inferior de la pierna durante la carrera. La carrera en descenso de pendientes y la excesiva rotación del pie hacia dentro (pronación) tienden a aumentar el desplazamiento femoral anterior y la tensión sobre el tendón poplíteo, creando en ocasiones un punto gatillo e incluso provocar desgarro.

Acciones del músculo poplíteo:

- Mantiene la estabilidad de la rodilla.
- Actúa como rotador de la rodilla en las fases de apoyo durante la carrera, de este modo, ayuda en la regulación y fijación de la misma, lo que permite prevenir lesiones deportivas.

- Permite la flexión de la rodilla. Si el músculo poplíteo se encuentra rígido o acortado, inhibe la extensión completa de la rodilla, impidiendo la extensión de la misma.

Factores de riesgo:

Los corredores de baja estatura pueden tener una mayor tendencia a sufrir una lesión en este músculo debido, principalmente, a que suelen extender más la rodilla que los corredores de mayor altura.

También se ha encontrado cierta asociación entre una excesiva pronación del pie con dolores localizados en el músculo poplíteo, siendo lo ideal utilizar una rodillera elástica que evite la inmovilización prolongada de la rodilla y evitar realizar cuestas.

La principal lesión del poplíteo es por sobrecarga. Los impactos reiterados pueden generar una sobrecarga en el músculo que puede producir un estado de rigidez y falta de elasticidad que podría suponer un riesgo.

La falta de elasticidad del poplíteo puede generar inflamación del tendón y una tendinitis dolorosa en la parte posterior de la rodilla que puede llegar a impedir una total extensión de la rodilla en los casos más avanzados.

La función principal de estos músculos es enderezar la cadera y doblar la rodilla, suelen tener una fuerza menor que cuadriceps. Si la fuerza de estos músculos no es de al menos un 70% de la fuerza existente en los cuadriceps, se produce una descompensación y puede llegar la lesión. La lesión se identifica con un dolor repentino en la cara posterior del muslo al contraer los músculos de forma brusca y violenta.

Síntomas, signos y diagnóstico

La sensibilidad del tendón poplíteo se acentúa por el descenso de pendientes. El diagnóstico requiere que el paciente se siente con la cara lateral del talón de la extremidad afectada descansando sobre la rodilla de la otra pierna: se palpa una zona sensible inmediatamente anterior al ligamento colateral peroneo.

El dolor y la inflamación, particularmente cuando se corre cuesta abajo, se manifiestan a lo largo de la cara externa de la rodilla. La inflamación puede empeorar al ignorar el dolor y continuar ejercitándose. Con el tiempo, esto puede causar la formación de un tejido cicatrizal. Este tejido cicatrizal puede producir dolor para siempre cada vez que hace ejercicios, debido a que se convierte en un punto gatillo (trigger point). Puede tomar semanas para recuperarse totalmente de la tendinitis.

El diagnóstico se puede hacer mediante la maniobra o test de Garrick, como se puede ver en esta imagen, en el que se determina la causa del dolor posterolateral de la rodilla. .

Tratamiento

El tratamiento consiste en reposo, hielo, compresión y elevación de la pierna. Cuando se empieza la recuperación de la zona, los ejercicios para fortalecerlos pueden ayudar a evitar una recaída.

Reposo: No se debe volver a correr hasta que el dolor desaparezca del todo y al reanudar las carreras tampoco se debe correr cuesta abajo, al menos durante 3 semanas.

Hielo: El hielo constriñe (estrecha) los vasos sanguíneos, lo cual ayuda a disminuir la inflamación (hinchazón, enrojecimiento y dolor). Introduzca hielo picado en una bolsa plástica y envuelva bolsa en una toalla. Luego, colóquela debajo de su rodilla y déjela durante 15 o 20 minutos. No duerma sobre la bolsa porque puede sufrir serias quemaduras.
Recordar que hay que tener muy presente, no colocar muy insistentemente, ni durante periodos muy prolongados, la aplicación de hielo, en zona que comprometa al nervio ciático poplíteo externo, rama tibial anterior, localizado exactamente detrás de la cabeza del peroné, porque se han descrito compromisos de dicho nervio, con aparición de molestias Neuro-praxias y lo que ello implica.

Puedes envolver tu rodilla con una cinta o con una venda elástica para evitar la hinchazón y colocar la pierna elevada sobre un banco o sobre una almohada para ayudar a reducir la hinchazón. Posteriormente, una vez recuperado, puede ser útil aplicar esta cinta
El fisioterapeuta le hará los tratamientos para que su tendinitis mejore con más rapidez.

El ultrasonido para aumentar el flujo de sangre hacia el área afectada, ayuda a que la tendinitis mejore con más rapidez.

Los masajes para estirar el tejido y atraer calor a la lesión para aumentar la circulación de la sangre. Esto acelera la mejoría de su pierna.

Las plantillas para el calzado, especialmente una cuña triangular colocada a nivel de la parte interna del talón (cuña en varo), ayudan a mantener el pie a salvo de rotaciones hacia dentro.

El paciente debe usar una cuña varizante en el calzado (cuña de forma triangular que se coloca en la mitad medial del espacio entre el talón y el cuerpo del calzado) o una ortosis para limitar la pronación. Se debe evitar el ejercicio en carrera hasta que se pueda realizar sin dolor, evitando el descenso de pendientes durante algunas semanas más.

En algunas ocasiones se han practicado inyecciones de corticoides en dicha zona.

Ejercicios de estiramiento del músculo poplíteo

Los primeros ejercicios que usted debe hacer siempre son los de estiramiento. Esto suelta los músculos, especialmente el músculo del tendón de la corva, ubicado el parte posterior del muslo. El estiramiento también disminuye el estrés sobre el tendón poplíteo.
Para estirar el músculo poplíteo debes saber que es un músculo que ayuda a doblar la rodilla rotando hacia dentro la pierna. Por tanto, con pierna estirada y pie rotado hacia fuera puedes mantener el estiramiento hasta 20 segundos. Si sufres habitualmente de esta zona, ten en cuenta que deberás evitar ponerte de cuclillas o sentarte sobre las piernas cruzadas, pues estas posturas dañan dicho tendón.

Ejercicios de fortalecimiento de los músculos poplíteos

Los ejercicios para fortalecer su tendón, comenzarán después que la tendinitis haya mejorado. Cuando el médico lo autorice, puedes aumentar gradualmente la cantidad de peso que recargas sobre tu pierna afectada. A medida que aumentas el uso de tu pierna, debes estar seguro de no sentir ningún dolor.

1- En la pierna afectada atar un lastre tipo tobillera de unos 2 kg, tumbarse boca abajo en el suelo y realizar flexiones de la pierna hacia el glúteo de forma suave y lenta, sin movimientos bruscos. Realizar 2 series de 12 repeticiones. Sería recomendable iniciar el ejercicio con la realización del mismo, sin lastre, para calentar la zona.
2- A la semana se realizará el mismo ejercicio pero en esta ocasión de pie y flexionando la pierna hacia el glúteo con una carga igual a la utilizada en el ejercicio anterior, lastres de 2 kg. Realizar 2 series de 12 repeticiones, iniciando el ejercicio con una realización del mismo sin lastres para calentar la zona.Se puede combinar esta recuperación con rodajes al 50% de intensidad y de no más de 30 minutos.

El ciclismo es una buena alternativa de ejercicio durante el período de curación.